consejos imprenta

Consejos prácticos para enviar tus archivos a imprenta

¡Por fin hemos conseguido terminar el diseño del cliente! Parece que ya ha terminado todo el trabajo duro, y en verdad es cierto, pero falta dar el último paso: enviar los archivos correctamente a imprenta. 

Tarde o temprano todo diseñador debe enfrentarse al momento de decidir cómo enviar los archivos finales y no es una respuesta fácil. 

Mi recomendación es que siempre contactéis con la imprenta para conocer los aspectos más concretos.

Para evitar errores y diseños mal impresos os redacto algunos consejos a tener en cuenta antes de enviar tus archivos.

Convierte tus tipografías

Es importante convertir a trazos o curvas las tipografías utilizadas. Aunque la fuente esté instalada en nuestro ordenador no podemos saber si la imprenta tiene la tipografía disponible y ésta puede modificarse y generar problemas. Aunque es poco habitual, algunos programas no avisan del cambio de la tipografía. Si guardamos en PDX/X-1a éste nos trazará automáticamente las fuentes utilizadas.

tipografía imprenta

Sangrado

Cuidado con los márgenes del documento al maquetar, es importante dejar entre tres y cinco milímetros de sangrado para garantizar que el corte de la guillotina no elimine ningún elemento del diseño.

lineas de corte

Modo de color

Para evitar sorpresas es importante revisar los colores utilizados en el diseño. Siempre se utiliza en imprenta el modo CMYK o cuatricomía, nunca el RGB, que es el modo empleado para monitores. 

Si se utilizan colores concretos es importante ponerse en contacto con la imprenta para buscar los colores que más se aproximen teniendo en cuenta el tipo de máquina que se vaya a utilizar para imprimir o la muestra de pantone desde el cual vayamos a partir. 

Si vamos a utilizar tinas especiales o barnices selectivos siempre se debe hablar con la imprenta para que no haya dudas ni errores.

Resolución de imágenes

Es importante utilizar imágenes que tengan una resolución entre 200 y 300 píxeles por pulgada y al 100% de su tamaño real. Debemos evitar utilizar imágenes descargadas de internet, ya que suelen tener una resolución de 72 píxeles por pulgada. Siempre a mis clientes les recomiendo trabajar con bancos de imágenes ya que ahí no habrá ningún tipo de problema de con la calidad y tampoco con los derechos.

Aunque tú lo veas bien en tu monitor no quiere decir que esa resolución sea la correcta para impresión.

¿Hay excepciones? Sí, para los diseños en gran formato es necesario trabajar con resoluciones menores, siempre dependerá del tamaño y la distancia desde la que se vea el trabajo final.

resolución imprenta

Objetos siempre visibles

Debemos mandar el archivo final con los elementos necesarios para su impresión. Los elementos ocultos, y trazos sin color conviene eliminarnos para no dar lugar a dudas. 

En ocasiones se ha dado la situación de que me han enviado archivos finales supuestamente con todos los elementos trazados y cuando me ha saltado el aviso de una tipografía no instalada me he parado a buscarla y se encontraba en capas ocultas. Conviene eliminar todos los elementos innecesarios.

Versión de prueba

Para asegurarnos que no hay ningún error ya sea ortográfico, de tamaño o color es recomendable hacer una versión de prueba. Te ayudará a asegurarte de que todo está correcto y te hará ahorrar tiempo y dinero.

Formato final

El formato PDF (Portable Document Format) es el formato de archivo universal. Si guardamos el arte final en este formato no tendremos ningún problema con la imprenta (siempre que hayamos seguido todos los pasos anteriores) ya que éste conserva las tipografías, objetos e imágenes originales. En impresión hay un dicho: Si se ve bien en PDF, se imprimirá bien.

Sé que no hace falta decirlo pero por favor no se deben enviar diseños realizados con word, powerpoint y programas similares. Aunque no lo creáis pasa y no voy a justificar ni entrar en detalles de por qué no se debe hacer (cuantas discusiones sobre este tema habré tenido con clientes) simplemente en cuestiones técnicas no es el formato óptimo para tener un buen resultado final.

arte final imprenta

Y como consejo final siempre ante cualquier duda contacta con tu imprenta, ve a conocerlos, descubre que maquinaria utilizan, y pregúntales siempre que opciones tienes para tener mejores resultados para tus diseños. Nadie mejor que ellos podrán orientarte en tu proyecto. 

¿Con qué problemas te has topado a la hora de preparar tus diseños a imprenta? ¿Añadirías algún consejo extra?

Leave a Reply