fbpx >

Qué hacer ante un conflicto con un compañero de trabajo

Todos hemos pasado por momentos mejores y peores en nuestro trabajo, a veces te sientes estresado o ansioso porque no te llevas bien con tus compañeros o con tu mismo socio.

Lo primero de todo es que no es necesario ser amigo de todos o fingir cierta cercanía, pero si es importante tener una buena relación porque sino nunca podrás disfrutar de tu trabajo.

Es hora de cambiar la actitud hacia los problemas y de mejorar tus relaciones laborales con estos consejos:

#1 Las emociones fuera del trabajo.

Si eres una persona emocional seguramente termines teniendo problemas con tus compañeros del trabajo. Evítate malos ratos y deja a un lado las emociones. El trabajo debe ser algo apasionante para ti, no las personas que te rodean en él.

#2 Pon límites.

Hay que saber decir no y reaccionar. No hay que dejar pasar las situaciones hostiles porque pueden generar rencor y frustración. Los compañeros de trabajo si te ven como un amigo pueden empezar a ignorar tus habilidades laborales o responsabilidades. No te olvides que en el trabajo nadie puede ser amigo cercano sino esto deja de lados tus metas de negocio.

#3 No vale la pena pelear.

Lo que mas angustia e incomodidad puede causarte son las peleas constantes, acudir a tu trabajo sabiendo que algo va a suceder y que cualquier problema puede explotar en cualquier momento.

Si evitamos los disgustos explosivos no solo ahorras energía emocional, sino que puedes darte tiempo para calmarte y comentar más adelante con tu compañero lo que te disgusta.

#4 Identifica el problema.

No intentes resolver un problema con alguien a tus espaldas. A veces pensamos que hablarlo con alguien puede ser beneficioso, pero en cambio, termina trayendo más dificultades involucrando a terceros y creando rumores y malentendidos. Analiza si la persona es conflictiva con toda la plantilla o si es algo más personal. Debemos saber cuál es el problema para poder actual en consecuencia.

#5 Haz bien tu trabajo.

Es importante centrarse en las tareas. Nunca debes dejar de lado tus capacidades como buen trabajador, No permitas que la situación se refleje en tus resultados. Además, hacer bien tu trabajo te hará sentir mejor.

Al final pasamos muchas horas en el trabajo y es necesario estar en un ambiente agradable. Antes de tomar cualquier decisión es importante intentar aclarar el problema y darle solución.

Espero que estos consejos te ayuden a llevar tu día a día de la mejor forma posible. Recuerda que el trabajo no es un fin, sino un medio. Si los problemas crecen y tu incomodidad se incrementa pon sobre la mesa cuales son tus prioridades y recuerda que aquí hemos venido a ser felices.

Comments are closed